Cuba (poblado del Estado de New Mexico) somete solicitud de ayuda a USAID

Querido Presidente Obama:

Deseamos enviarle esta carta por dos razones.

Primero, porque aquí en Cuba, New Mexico, mi familia y yo votamos por usted. Todos estamos a favor de un cambio en el que podamos creer. ¡Y lo necesitamos!

En segundo lugar, porque mis vecinos y mi familia estábamos muy contentos, impresionados y un poco sorprendidos al enterarnos de que, a pesar de todos los cierres de escuelas en Chicago y las más de 50 000 personas sin hogar que viven en las calles de Nueva York, usted pensara en nosotros, residentes de Cuba y ciudadanos norteamericanos.

Nos quedamos estupefactos cuando nos enteramos de que usted dijo: “El futuro de Cuba debe ser libremente determinado por el pueblo cubano. Lamentablemente, ese no ha sido el caso a lo largo de décadas y no es el caso hoy. El pueblo de Cuba merece los mismos derechos, libertades y oportunidades que cualquier otro. Y por eso los Estados Unidos van a seguir apoyando los derechos básicos del pueblo cubano”. Y nosotros dijimos: ¡AMÉN!

No habría podido decirlo con mejores palabras. Usted no podría creer cuántas veces nuestros derechos políticos/de voto han sido violados y se han perdido nuestras boletas. Imagínese, que se nos pide que votemos sobre cosas tales como ¡dónde deben ponerse las trampas de velocidad[1] en las carreteras que financian a nuestros pequeños pueblos! Sí, deseamos  nuestros derechos, libertad y oportunidades.

Nos juntamos con muchos de nuestros amigos —aquí en Cuba todo el mundo se conoce— y decidimos enviarle a usted esta carta formal para hacerle saber que deseamos que se nos considere para el Programa de la USAID para Cuba.

Tenemos entendido que el dinero asciende a más de 50 millones de dólares. Sabemos que hay otros poblados llamados Cuba en Alabama, Missouri, New York, Wisconsin, Minnesota, Illinois y Kansas. Pero, con toda seguridad, nosotros somos los primeros en someter esta solicitud.

Ahora bien, de verdad necesitamos ayuda humanitaria. Tenemos un número desproporcionado de familiares en la cárcel, debido al desequilibrado sistema de justicia que sufrimos en este condado. Déjeme contarle sobre nuestras necesidades: aquí, en Cuba, tenemos 64,5 violaciones por cien mil habitantes [el índice es de 27,5 para todo el país]. ¡Y a usted le atemorizaría visitarnos si conociese nuestro índice de asaltos violentos! Es de 2,065/100 000. Eso equivale a nueve veces el que tienen los Estados Unidos. ¿Sabe usted el de robos? Cero. Tenemos poco que robarnos los unos a los otros. Nuestro índice general de criminalidad es de 2,387/100 000. El del país es 1,610. Así se hará usted una idea de nuestros serios problemas.[2]

Tenemos entendido que su Departamento de Estado tiene un County Report[3] [Informe por condados] sobre la violación de nuestros derechos, pero los funcionarios del Estado de New Mexico insisten en que no tienen ningún documento de ese tipo. Por favor, envíenos uno.

Nos emociona el hecho de que haya dinero para promover la democracia aquí también. No podemos postularnos a las elecciones porque no podemos afrontar los gastos de hacer campaña. Y además, a los políticos en Nuevo México solo se les paga cuando van a Santa Fe, lo cual solo ocurre unas seis semanas del año. Así que tienen que hacerles favores a sus amigos para obtener prebendas; pero es maravilloso que usted nos envíe dinero para que podamos realmente construir y practicar la democracia.

Alguien nos llamó y nos dijo que hay incluso algún dinero para periódicos, conexiones de Internet y el “libre flujo de información”. Déjeme decirle que eso también sería bienvenido aquí. Las estaciones de radio de Albuquerque casi nunca dicen nada de nosotros, y los periódicos igual. Y no tenemos dinero para contar con  nuestra propia estación de radio ni con un lector semanal porque nuestro nivel de alfabetización es muy bajo.

Sabemos que hay otros sitios por todo el país que también dan en llamarse Cuba; pero nosotros somos realmente merecedores de su ayuda. ¿Por qué? Porque hemos enviado a muchos de nuestros muchachos a todas las guerras que ustedes, los del DC, han declarado. Lo hicimos incluso antes de ser un Estado. Cuando los Estados Unidos fueron a la guerra contra España, en 1898, ¡allí estábamos! Es por eso que la isla de Cuba en el Caribe se llama así. ¿Oyó usted hablar de los Rough Riders? Esos fueron nuestros bisabuelos; todavía conservamos su llamamiento reglamentado al reclutamiento “a ser exclusivamente integrado por hombres de la frontera que posean calificaciones exclusivas como jinetes y tiradores”. McKinley fue a la guerra por allá por el sur. Le dimos su nombre a uno de nuestros condados. Teddy Roosevelt nos guió, y le dimos su nombre a otro condado también. Y ¿sabía usted que el primer gobernador militar de New Mexico fue el Coronel Leonard Wood [de la primera caballería voluntaria de New Mexico]? ¿Y con qué contamos desde entonces? Pobreza: 49% en el 2009 [23,5 % para todo el Estado]. ¿¡Se da usted cuenta de que los residentes con ingresos por debajo del nivel de 50% componemos el 17% de nosotros, los cubanos en NM?! ¡Ni siquiera los residentes negros de Washington, DC tienen ese nivel! Oh, tenemos una cuota considerable de indios [mi nieto me dice que debería escribir “nativos norteamericanos”]. Está bien, ¿sabe usted la cifra? El 54% de nosotros vivimos por debajo de la línea de pobreza. ¡Sí, señor!

Necesitamos algo de ese dinero para algunas escuelas y maestros. ¿Sabe usted que nuestro analfabetismo es muy alto, pero incluso cuando logramos ir a la escuela y graduarnos de secundaria, sabe usted cuántos de esos graduados están desempleados? ¡El 60%, Sr. Presidente! ¿Y sabe usted cuál es nuestro índice de pobreza si no tenemos título secundario? 77,4%.

Estamos muy contentos de que usted ya no esté haciendo lo que todos esos políticos corruptos estaban haciendo hasta ahora: gastar sudinero en ayuda al extranjero fuera del país.

Y no crea lo que dicen las Naciones Unidas referido a que los cubanos tienen 100% de alfabetización y cuentan con más graduados universitarios que ningún otro condado en ningún sitio, o que hemos vencido en cada competencia de matemáticas de envergadura con estudiantes de secundaria de América Latina. Nosotros no competimos en esas cosas. Estamos en tan malas condiciones que hace apenas unos días nuestro jefe de bomberos perdió su propia vivienda en un incendio.[4] Quizás con su apoyo podamos librarnos del  juego de azar, la necesidad de recibir ayuda social a la pobreza, la dependencia y la muerte prematura.

¡Estamos tan contentos de que alguien en el gobierno de los Estados Unidos esté prestándole atención a NUESTRA PROPIA CUBA VERDADERA!
Firmado: “Ciudadanos de Cuba, New Mexico”.

 

Notas

[1] Señales de tráfico donde no se ve claro el límite de velocidad, a fin de poder ponerle una multa al automovilista  que no conoce el lugar. Es una de las fuentes de financiamiento de los pequeños municipios norteamericanos.

[2] Véase http://www.usa.com/cuba-nm-crime-and-crime-rate.htm

[3] Juego de palabras con Country Report [Informe por países].

[4] Véase www.cuba.com/local_news.php?id=24663&news_from=&title=Cuba%20fire%20chie...

 

(Disponible en inglés en http://cubanos.org.uk/news/75-a-letter-to-barack-obama-cuba)

Añadir nuevo comentario

5
c
r
4
l
9