La pequeña escala, también como estrategia para la felicidad colectiva

El lunes en la tarde, en la sede de ArteSano, un pequeño negocio habanero ubicado muy cerca del río Almendares, se presentó el No. 89-90 de la revista Temas, dedicado a la pequeña escala como estrategia de desarrollo.

Rafael Betancourt, coordinador del número, y Betsy Anaya, directora del Centro de Estudios sobre la Economía Cubana, conversaron con los asistentes acerca de los contenidos, la proyección y estructura de este No. 89-90. En esta ocasión, Odalis Mirabal, la anfitriona del patio que además de la venta de artesanías, organiza frecuentemente presentaciones a pequeña escala de artistas como Tony Ávila, Pedro Luis Ferrer o Frank Delgado, habló desde su experiencia como dueña de una pequeña empresa, y explicó que  

Los que estamos envueltos en la vorágine del día a día, viendo cómo conducir nuestros pequeños negocios, no nos damos cuenta del giro histórico que significamos al iniciar esta experiencia y acumular aprendizajes para servir mejor a la gente (…) Al final, nuestro pueblo consume lo que le ofrecemos, y las personas deben tener una paleta de opciones para cultivar su estética y su sensibilidad. Esto tenemos que hacerlo con responsabilidad. Por su parte, las instituciones y demás mecanismos estatales deben estar ahí no solo para ejercer su papel regulador y fiscalizador, sino también para nutrirse de los aciertos que se producen en esta pequeña escala y trasladarlos al ámbito a su alcance.

Foto: Carolina García Salas/Temas.

El profesor universitario y miembro del equipo editorial de Temas, Rafael Betancourt, se remontó a dos años atrás, cuando surgió la idea inicial de dedicar un número de la revista a estas temáticas. En aquel momento, la concepción de un número dedicado al papel de las pequeñas y medianas empresas privadas y públicas, las cooperativas y otras formas de producción y servicios de pequeña escala, y su contribución al desarrollo nacional y local, se inspiraba en las palabras de Raúl Castro, pronunciadas en la clausura del VII Congreso del PCC:

Se trata precisamente, compañeras y compañeros, de llamar a las cosas por su nombre y no refugiarnos en ilógicos eufemismos para esconder la realidad. El incremento del trabajo por cuenta propia y la autorización de la contratación de fuerza de trabajo ha conllevado en la práctica a la existencia de medianas, pequeñas y microempresas privadas que hoy funcionan sin la debida personalidad jurídica y se rigen ante la ley por un marco regulatorio diseñado para las personas naturales dedicadas a pequeños negocios que se realizan por el trabajador y su familia (…) Las cooperativas, el trabajo por cuenta propia y la mediana, pequeña y microempresa privada no son por su esencia antisocialistas ni contrarrevolucionarias y la enorme mayoría de quienes allí laboran son revolucionarios y patriotas que defienden los principios y se benefician de las conquistas de esta Revolución.

Betancourt comentó además algunas de las dificultades que debieron superarse para concretar este número 89-90. Entre ellas, la de mayor importancia fue el brusco cambio que experimentó “el clima”, en contra del sector no estatal, expresado en los pronunciamientos públicos y de la prensa donde se destacaban los aspectos negativos del crecimiento de este sector, y que, de acuerdo con su opinión, tuvieron como punto clímax, la suspensión temporal en agosto de 2017  del otorgamiento de “las licencias más importantes, las que aportaban el mayor dinamismo y capacidad a los cuentapropistas”, que sigue vigente ocho meses después.

Foto: Carolina García Salas/Temas.

A continuación, la investigadora Betsy Anaya, directora del Centro de Estudios sobre la Economía Cubana, explicó a los asistentes que en los artículos relacionados con el caso específico de Cuba, se hace evidente la situación actual de los estudios relacionados con la temática: "puede encontrarse un marcado interés por potenciar las dinámicas locales en los últimos años, amén de la homogeneidad de las políticas públicas y macroeconómicas que ha prevalecido a lo largo de la historia y que privilegian “lo nacional” antes que “lo local”.

En su exposición, la Dra. Anaya realizó una descripción detallada de los diversos trabajos que conforman el número 89-90, sus atractivos y aportes más interesantes, y sistematizó el valor del volumen, al afirmar que “todos los artículos presentados sondean de una forma u otra elementos comunes: las barreras que enfrentan las pequeñas y medianas empresas para lograr su establecimiento y subsistencia y el rol de las políticas públicas para apoyar el crecimiento y la consolidación de este tipo de empresas”.

Al término de su presentación, el profesor Rafael Betancourt invitó al público que asistía a adquirir la revista. 

Foto: Carolina García Salas/Temas.

 

 

 

 

 

 

 

 

Añadir nuevo comentario

u
k
b
h
i
m